Visita de SoftRevolución a una zona veredal

Aún el sol no asoma por las montañas de Bogotá y ya algunos(as) habitantes de la gran urbe se alistan para su jornada diaria, otros por el contrario ya se vienen desplazando por el ineficaz, ineficiente y a duras penas efectivo transporte bogotano para llegar a su lugar de trabajo, obligados(as) a atravesar muchas veces toda la ciudad producto de la distribución desigual y un urbanismo pensado para desahuciar a las clases populares hacia las periferias de las grandes metrópolis.

El día inició desde muy temprano para empezar el desplazamiento y visitar una zona veredal transitoria de normalización (ZVTN) de las 19 zonas de concentración dispuestas para el agrupamiento de los diferentes frentes de las FARC, posterior a la firma del acuerdo de paz. Fueron horas de viaje, el paso por ciudades, pueblos y veredas, transportándonos por zonas abandonadas por el Estado y que hoy después de muchos años tienen la atención del país por todo lo que viene aconteciendo en estas regiones.

Viajando por la zona, fácilmente nos encontramos con la realidad que viven millones de colombianos olvidados por un sistema que pregona abundancia pero que en la realidad se aleja profundamente de esta. La zona veredal de Vistahermosa se encuentra ubicada aproximadamente a hora y media de Mesetas-Meta, por vía destapada, y solo hasta hace poco la línea de transporte fue abierta y pasa una vez al día con rumbo a la zona veredal. Realmente el viaje resulta largo desde la capital colombiana, pero las peripecias son mucho menores que las que se deben realizar durante el recorrido como hacia otras ZVTN.

Los reencuentros

Transportándonos en la línea vemos y hablamos con algunas personas que se dirigen hacia la ZVTN, van cargadas de ansias y anhelos por ver a sus familiares después de muchos años de separación y ausencia, en sus rostros se refleja zozobra y un poco de conmoción, pero se siente que llevan sus corazones con esperanza, amor y alegría.

Del otro lado, guerrilleros y guerrilleras aguardan a un reencuentro soñado por años, el tiempo será poco pero muy valioso, podrán las familias ponerse al día y poder hablar sobre los acontecimientos y vivencias más importantes ocurridas durante una separación producto de una guerra de más de 50 años.

Es difícil no contagiarse de la alegría que emana un encuentro después de tantos años para hoy reunirse de nuevo; noches de añoranza, hoy son olvidadas por el reencuentro. Se respira mucha esperanza e ilusión, evidencia del anhelo por la construcción de un mejor país.

La Bienvenida

Las caletas montadas por los guerrilleros ya empiezan a aparecer y la línea hace la parada en la entrada de la zona veredal (una propiedad privada dispuesta por el gobierno) aproximadamente a las 4 de la tarde. Mientras esperamos a la persona que nos va a recibir, vemos los hombres y mujeres que componen los frentes que se agruparon en la zona veredal, cada uno(a) ejecutando su labor asignada; se evidencia fácilmente la disciplina y organización de cada integrante.

El comandante Rubén Zamora sale a nuestro encuentro y la persona encargada de hacer el contacto nos presenta. Rubén es una persona muy amable, sumamente agradable y muy jocoso; refleja una enorme calidad humana. Nos comenta como ha sido el proceso para habituarse a la zona, ya que no están acostumbrados al sol inclemente que hace en el sitio donde se han ubicado; es pasar de una vida entera en las selvas y bosques andinos de Colombia a una sabana donde hay poca sombra y el calor resulta aveces intolerable.

Nos dirigimos al sitio donde están acondicionados los puntos de alojamiento para las personas civiles. Allí dejamos nuestras maletas y preparamos una carpa para el descanso. Cerca, en otra casa, se encuentra una zona de “rancha”, que hace de cocina en los campamentos; ahí son preparados los alimentos de los visitantes de la zona veredal. Cuando llegamos, los y las guerrilleras asignadas en ese día de “rancheras” (encargadas de cocinar) nos ofrecen comida y bebida. Para nosotros resulta extraño comer tan temprano, pero la guerrillerada está acostumbrada a comer a las 4 o 5 de la tarde y dormir apartir de las 6pm debido al recrudecimiento de la guerra durante el gobierno de Uribe Velez y los bombardeos nocturnos que se realizaban en las zonas de la selva donde se veía el más mínimo vestigio de luz . Muy agradecidos comemos mientras compartimos con las demás personas presentes y luego, más entrada la noche, procedemos a tomar un descanso para la jornada del día siguiente.

Inclusión tecnológica

El inicio de intercambio de saberes para la construcción de una paz con justicia social

Por ahora hemos podido constatar el uso de tecnologías por parte de muchos guerrilleros y guerrilleras, específicamente celulares inteligentes, para la comunicación con amigos y familiares. Por otro lado están los computadores portátiles usados más que todo para diversas tareas que son necesarias en el diario vivir, como la redacción de textos, informes, lecturas, o incluso para ver alguna película.

Todo el proceso de paz ha permitido que se acerquen a la tecnología que hace unos años atrás era difícil usar por el contexto en que vivían. Evidenciamos la importancia de compartir el conocimiento y las herramientas necesarias que permitan dar un uso consciente de la tecnología y que permitan acercarse a las diferentes formas de resguardar su privacidad y mantener la seguridad ante los riesgos y amenazas que traen consigo en el agitado contexto tecnológico actual,además de la importancia de aportar a una ampliación de esos conocimientos empíricos que están acompañados de un gran potencial y enormes ganas de aprender.

El comandante nos comenta cómo ha sido esa transición al uso de las tecnologías digitales; adaptarse después de tantos años en la selva es una tarea ardua pero importante. Se entiende la importancia y la necesidad de tener una buena comunicación, y la tecnología juega un papel vital. El uso de redes sociales y mensajería instantánea se destacan, y nos agrada especialmente descubrir que se hace uso de herramientas que permiten proteger sus comunicaciones, a pesar de que aún falta dedicar más tiempo para generalizarlo en todo el movimiento.

Las redes sociales han pasado a jugar un papel importante en la batalla de las ideas y la difusión de información –-a pesar de los problemas de privacidad— donde se puede difundir la realidad y confrontar las mentiras y difamación de los grandes medios colombianos. El problema radica que hacia estas cuentas creadas por integrantes del movimiento guerrillero se incrementan los ataques cibernéticos e incluso algunos sufren la censura.

Podemos evidenciar el papel tan importante que juega la tecnología, en especial el concepto de tecnología comunitaria, una tecnología para uso común, para tener una verdadera independencia y soberanía tecnológica que nos permita avanzar en el ámbito social, cultural, económico y político como respuesta contrahegemónica a los objetivos guerreristas, comerciales y de lucro que han determinado en gran mayoría el desarrollo tecnológico en la humanidad.

Momento de esparcimiento

La pecosa no paro de rodar a pesar del sol inclemente. Al fondo se ven las caletas montandas por la guerrillerada, reflejo del incumplimiento del Gobierno Nacional.

En la zona veredal nunca debe faltar la música mientras la guerrillerada disfruta su domingo, ya sea echando un cotejo de fútbol, o bien mientras las y los rancheros preparan las comidas, algunos(as) lavan su ropa, otros(as) por el contrario se entretienen con una lectura; la música es para todos y suena en gran parte de la zona veredal gracias a un buen sistema de sonido que suponemos podría poner a rumbear a la población aledaña de la sabana si descarga todos los decibelios con los que dispone de capacidad. Todas y todos disfrutan de la gran variedad de géneros musicales que se propaga por la sabana e inclusive podemos escuchar los coros que se forman en la guerrillerada cuando cantan emocionados la canción que suena en el momento. Este espacio es usado la mayor parte de la semana para la formación política y educativa, pero también es aprovechada para el entretenimiento. Cuando llega la hora de un partido de fútbol de alguna liga del mundo, en especial la colombiana, se alista el canal por recepción de televisión satelital (algunas veces se debe cuadrar la antena y se envía un grupo que lo hemos bautizado como comité de acomodación satelital), y muchos(as) amantes de la pecosa se concentran alrededor de la transmisión proyectada a través de un videobeam.

La emisora

A pesar de los rigores de la guerra, la emisora “La voz de la resistencia” tuvo mucho eco en la región y en los grandes medios de comunicación; inclusive, casi anualmente se generaban noticias con el desmantelamiento o bombardeo de esta emisora (ver imágenes a continuación).

Pese a todas las dificultades y los embates de la guerra, la emisora mantuvo sus emisiones en la frecuencia 108.7 MHz (en la región del llano) y llegó a ser desmantelada por los propios guerrilleros como parte del acuerdo de paz y el camino hacia la legalidad. Es de resaltar todas aquellas personas que aportaron a la construcción de la emisora partiendo de sus conocimientos técnicos (muchos de los cuales son empíricos) y poniéndolos al servicio del movimiento y la causa guerrillera mediante su “combate hertziano”.

Por el momento podemos concluir que todos estos esfuerzos y saberes ahora serán orientados a la construcción de un mejor país con verdadera justicia social. En ese sentido es necesario la profundización y aprendizaje de las tecnologías que están al alcance de la población y enfocarnos para crear un gran frente tecnológico orientado a la construcción de una mejor sociedad. En pocas palabras, la ciencia y la tecnología con un enfoque profundamente social.

Posdata

La ZVTN ha sido levantada por toda la guerrillerada debido al incumplimiento por parte del gobierno nacional y el incumplimiento con la adecuación de la zona veredal; se ha montado el campamento con lo necesario pero aún faltan detalles importantes. El manejo de basuras y de residuos está limitado debido a que los dueños del terreno no han permitido que se construyan fosas sépticas para su debido tratamiento, lo cual puede generar una emergencia sanitaria si no se da solución pronto. Así mismo, se necesita garantizar el acceso a agua potable y a atención médica, que resulta limitada en servicios y demorada en tiempos.

Es importante que todos(as) rodeemos el proceso de paz y podamos garantizar que se cumplan los acuerdos. Esperamos que el gobierno ejecute lo pactado; ya casi se cumplirán más de 2 meses de la marcha de las FARC hacia las ZVTN y hasta el día de hoy es poco el avance en gran parte de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *